6 de diciembre de 2010

Recaída

 Hay un rincón terrible y amargo que a veces visito, donde estan sentadas (todavía) mis esperanzas esperando que vuelvas a buscarme como prometiste.

 No todo los aniversarios son motivo de festejo, y acercandose uno no muy feliz, no paro de soñarte.

1 comentario:

Bici dijo...

que hermosamente romantico resultaste ser .
jajaja

posta.
seriamente lo digo.