30 de agosto de 2010

woken up

Y me dí cuenta hoy que ya no escribo ebrio, ni necesito caminar mis pesares.
 No me autodestruyo contaminando de ayeres, ni evito escucharte en musicas.
 Ya sané. Ya cuido de mi mismo.

De todas maneras seguis conmigo siempre, ya no como un peso, sino como una compañia.
 Sos una elección de mi recuerdo y parte de mí.

2 comentarios:

Nazu dijo...

creo jamás que ninguna edad debe ser ignorada y no festejada, un cuarto de siglo de vida ! hace un cuarto de siglo nacías, y todos los años pensás lo mismo, y ya es repetitivo.
Igual hay que verle el lado lindo, no tiene muchos, pero bueno, no podés hacer nada para evitarlo :) Beso

Bici dijo...

te acompañan desde la soledad... y dejarse acompañar es uno de los logros más grandes que puede alcanzar uno.



hasta que aprendemos... hasta que aprendemos de verdad, porque a veces nos mentimos para creernos fuerte y a la mínima estamos de nueva abajo (tipico mío) pero creo que el tiempo a solas nos ayuda no?


ayuda a soltar... y a abrazarnos.

brindo x vos.